AecetiaAecetia
cómo limpiar el oro

Cómo limpiar el oro de tus joyas

¿Tienes varias joyas de oro, pero no te las pones porque están demasiado sucias? Limpiarlas es mucho más fácil de lo que piensas y se puede hacer con elementos que todos tenemos en casa. Te explicamos cómo hacerlo en pocos y sencillos pasos.

Las joyas de oro son los objetos de bisutería más valiosos en la colección personal, por eso es normal que quieras tenerlas impolutas y como nuevas. Afortunadamente, este material es muy resistente y no pierde el brillo con el paso del tiempo, pero sí que puede ensuciarse con las cremas que nos ponemos en la piel, aceite que nos cae mientras cocinamos o el polvo que acumula al tenerlas guardadas durante mucho tiempo.

La limpieza de la joyería de oro en casa es muy sencilla y hay varias maneras de hacerlo con cosas que cualquiera tiene a mano en casa. Vamos a explicar varios métodos.

Cómo limpiar el oro con líquido del lavavajillas

Mezcla en un tazón agua tibia con unas gotas de detergente líquido del lavavajillas y mézclalo para que quede uniforme. Es importante que no esté demasiado caliente ni hirviendo porque hay ciertas piedras preciosas que pueden resquebrajarse con cambios drásticos de temperatura.

Deja las joyas remojar durante quince minutos para que haga su efecto la solución de agua y detergente. Después de esto, para una limpieza más en profundidad, coge un cepillo de dientes de cerdas suaves (los de cerdas duras pueden eliminar la capa de oro si las joyas están bañadas) y frota por los huecos y los resquicios que tenga. Ya sólo queda enjuagar las joyas con agua corriente y estarán como nuevas.

cómo limpiar el oro

Cómo limpiar el oro con amoniaco

Este método sólo debes utilizarlo cuando necesites una limpieza en profundidad y no es aconsejable realizarlo muchas veces porque es una sustancia cáustica que puede dañar los materiales. Mezcla agua con amoniaco en un bol (el amoniaco debe ser una parte por seis partes de agua).

Remoja las joyas solamente durante un minuto en la mezcla. Para que sea más cómodo, puedes utilizar un colador para meterlas y sacarlas fácilmente. Luego límpialas con agua corriente y sécalas con un paño suave.

Cómo limpiar el oro con pasta de dientes

Echa medio centímetro de pasta de dientes en un bol y mézclalo con una o dos cucharadas de agua para que quede una especie de pasta ligera. Ahora, utiliza un cepillo de dientes (una vez más, de cerdas suaves) para frotar las joyas con cuidado y que se desprenda toda la suciedad de la superficie.

Si no tienes ningún cepillo viejo a mano, puedes también echar la pasta sobre un paño abrillantador y realizar el mismo proceso. Luego sólo tienes que enjuagar con agua y secar las joyas para terminar.

La limpieza de las joyas de oro es muy importante, pero sobre todo es muy fácil de realizar con objetos que todo el mundo tiene en casa. Elige el método que te venga mejor, dependiendo si es una limpieza superficial o en profundidad, y en menos de media hora ya las tendrás relucientes y listas para volver a lucirlas.

¿Te han servido estos trucos? ¿Usas otros métodos caseros? Comparte tu experiencia con nosotros en los comentarios de abajo. ¡Hasta la próxima semana!

Azahara Benito Carrillo
About Azahara Benito Carrillo
Especialista en Inbound Marketing y Desarrollo de Marca. Azahara ha desarrollado su carrera entre Reino Unido y España. Apasionada del marketing y la comunicación colabora en el desarrollo de una estrategia de inbound marketing que ayude a la consecución de sus objetivos de Aecetia.

No Comments

Leave a Comment