AecetiaAecetia

Cómo limpiar los muebles de tu cocina para que quede impecable

La cocina es uno de los lugares más sucios de la casa. Es normal que cuando hacemos la comida, el aceite de la sartén acabe salpicando o que se caiga algún que otro alimento o líquido que terminen manchando los muebles. Por eso, vamos a repasar una serie de consejos para limpiar los muebles de la cocina eficazmente.

Aceite, grasa, restos de comida… En la cocina se acumula todo tipo de suciedad y es importante mantenerla limpia porque es el lugar donde pasamos gran parte del tiempo y hay que tener una buena higiene en el sitio donde manipulamos y cocinamos los alimentos. Además, una cocina limpia dará siempre una buena imagen a tu casa.

Que la cocina se ensucie es algo natural, pero lo que no debes hacer es pasar por alto la limpieza por pereza o por pensar “si después se va a volver a ensuciar, ¿para qué voy a limpiarla ahora?”. Al final, la suciedad y las manchas se acumulan y después son más difíciles de quitar. Hay lugares en los que habitualmente se concentra mayor suciedad y a los que hay que prestar especial atención, como la campana extractora y la encimera.

No te olvides de la campana

Es recomendable limpiar a fondo periódicamente la campana con productos especializados para quitar la grasa. Si no tienes ninguno a mano, también puedes recurrir a bebidas alcohólicas como la ginebra o el vodka, que funcionan muy bien para quitar la grasa y desinfectar.

Las encimeras de la cocina son probablemente la parte a la que más tiempo le dedicamos a limpiar, porque siempre necesitamos utilizarlas. Aunque necesiten de una limpieza diaria, tiene la ventaja de que no requieren tanto trabajo como la campana, que es algo más complicada de limpiar.

Limpia diariamente las encimeras

Limpiar las encimeras no requiere de un producto especial, simplemente con un poco de agua y jabón se puede hacer. Quita todo lo que tengas en la encimera y pasa primero un trapo seco para quitar restos de comida o migas. Utiliza esa mezcla de agua y jabón para limpiar en profundidad. Luego ya sólo queda secarlo correctamente para que no quede ningún rastro. Si quieres que después quede buen olor, puedes añadirle unas gotas de zumo de limón al final.

Ten cuidado con los armarios

Con los armarios pintados hay que tener especial cuidado, ya que con la limpieza se puede estropear la pintura o rayarlos. Por lo tanto, tienes que evitar usar limpiadores abrasivos y estropajos para estas superficies más delicadas. En estos casos, recurre mejor a un paño suave ligeramente humedecido con agua. Si necesitas una limpieza más profunda, puedes mezclar líquido de lavavajillas y agua caliente.

Limpiar los muebles de la cocina requiere de un trabajo constante, pero es esencial hacerlo para mantener la higiene de este lugar. Algunas zonas son más delicadas, como los muebles pintados, y otras que sólo necesitan de un paño húmedo y jabón, como la encimera. Pero nunca te olvides de la campana, que es el sitio donde se esconde toda la grasa de la cocina y no se le suele prestar mucha atención.

Azahara Benito Carrillo
About Azahara Benito Carrillo
Especialista en Inbound Marketing y Desarrollo de Marca. Azahara ha desarrollado su carrera entre Reino Unido y España. Apasionada del marketing y la comunicación colabora en el desarrollo de una estrategia de inbound marketing que ayude a la consecución de sus objetivos de Aecetia.

No Comments

Leave a Comment