AecetiaAecetia
Consejos alimentación personas mayores

Consejos de alimentación sana para personas mayores

El cuerpo va evolucionando con el tiempo y sus necesidades van cambiando. Por ejemplo, las personas mayores no suelen tener sensación de sed y su metabolismo funciona más lentamente, por lo que hay que tener en cuenta estas circunstancias para llevar una rutina alimentaria saludable. A continuación, te damos una serie de consejos para llevar una buena alimentación para los mayores, adaptada a sus necesidades.

España cuenta con una de las esperanzas de vida más grandes del mundo. Los factores que se suelen tener en cuenta para determinar la esperanza de vida de las personas son tres: genética, ambiental y estilo de vida. Contra los factores genéticos no se puede luchar, pero sí que se puede (y se debe) controlar el estilo de vida.

Llevar una dieta saludable, evitar hábitos tóxicos (como el tabaco, el alcohol o las drogas) y practicar actividad física de forma periódica son consejos aplicables a cualquier persona, no importa su edad, pero sí es cierto que todo esto cobra mayor importancia cuanto mayor sea la persona.

Las necesidades alimentarias de las personas mayores cambian debido a que el metabolismo se ralentiza, por lo tanto, requiere de una menor cantidad de energía que antes. Lo que hay que potenciar en este periodo son los alimentos con muchos nutrientes y evitar aquellos que son muy calóricos, pero que no cuentan con tantos nutrientes (como, por ejemplo, la bollería, los dulces, los refrescos, el alcohol…).

La Unión Europea llevó a cabo un proyecto (HALE) para analizar cómo debería ser una dieta y un estilo de vida saludables para las personas mayores. Las recomendaciones generales son las siguientes: mantener un peso corporal adecuado, seguir una dieta mediterránea, realizar 30 minutos de ejercicio al día y evitar el tabaco y el alcohol.

Evitar las grasas saturadas

Entrando más en detalle sobre los hábitos alimenticios que debe tener una persona mayor, en primer lugar, la dieta debe ser variada para recibir todos los nutrientes necesarios. Hay que tener especial cuidado con las grasas saturadas, normalmente en la carne roja y en embutido, por lo que conviene reducir la ingesta de este tipo de alimentos y potenciar un poco más la de grasas con omega-3 u omega 6, que suele encontrarse en algunos pescados como el salmón o las sardinas.

Las grasas vegetales también deben incrementarse, y la mejor manera es a través del aceite de oliva. Hay que tener cuidado con aquellos alimentos que en su composición indican que llevan aceites vegetales sin dejar clara su procedencia, ya que pueden tratarse de aceite de coco o de palma. Estos tienen un alto contenido de grasas saturadas, que no son beneficiosas

La importancia de beber

La hidratación es un aspecto muy importante en los mayores y que hay que tener especial cuidado porque con la edad se pierde la sensación de sed. Es muy habitual que los abuelos te digan que no beben porque no tienen sed y al final acaben teniendo problemas de deshidratación.

La ingesta de líquidos debe hacerse de forma regular durante todo el día y no tiene que ser tan sólo agua, sino también a través de infusiones, caldos o zumos naturales. La leche es otro líquido importante para los mayores para la obtención de calcio, que es lo que fortalece los huesos para evitar dolencias como la osteoporosis.

En relación con el calcio (obtenido a través de los lácteos), también es importante el consumo de vitamina D, ya que ésta es necesario para tener una buena absorción del calcio en nuestro cuerpo. La vitamina D se consigue fácilmente gracias a la exposición al sol, con lo cual es muy recomendable pasear al menos 30 minutos al día, tanto para mantener un buen estado físico y también la dosis diaria necesaria de vitamina D.

La sal es uno de los productos a evitar (o más bien, racionar) con las personas mayores, porque es habitual en este sector de la población tener problemas de hipertensión arterial. Por lo tanto, es recomendable ir reduciendo poco a poco la cantidad de sal consumida a diario.

El mejor consejo sobre la alimentación para los mayores es llevar siempre una vida saludable, por lo que, cuando llegamos a una edad más delicada, ya tengamos interiorizados todos los hábitos que nos permitirán tener una vida más tranquila y libre de enfermedades. La alimentación es una parte muy importante de nuestro estilo de vida que tiene un efecto directo en nuestra salud.

Azahara Benito Carrillo
About Azahara Benito Carrillo
Especialista en Inbound Marketing y Desarrollo de Marca. Azahara ha desarrollado su carrera entre Reino Unido y España. Apasionada del marketing y la comunicación colabora en el desarrollo de una estrategia de inbound marketing que ayude a la consecución de sus objetivos de Aecetia.

No Comments

Leave a Comment