AecetiaAecetia
housekeeping law

Una radiografía del estado actual de las empleadas del hogar en España

Las empleadas de hogar, uno de los trabajos más afectados por condiciones precarias y cada vez más demandado por las familias. Hoy hemos hecho un repaso a la realidad del sector.

 Actualmente, el sector de los empleados del hogar está en auge. Según la última Encuesta de Población activa, este colectivo en España es de 637.700 personas, cerca de un 4% de la población total  y, casi en su totalidad, dominado por las mujeres – 96%-.

A pesar de ser un sector tan grande, tan solo 420.288 están dados de alta en la Seguridad Social y, aun así, sus condiciones son especiales.

Con o sin contrato, los servicios domésticos cada vez son más frecuentes en las casas españolas, ha dejado de ser visto como un servicio para las personas más adineradas para posicionarse como una ayuda a la conciliación familiar, aunque solo sea por unas horas a la semana.

Incluso después de la última regulación en la normativa del sector establecida en 2012 y, con la gran labor social que llevan a cabo, las empleadas del hogar siguen estando invisibilizadas y en situación de precariedad a nivel legislativo, económico y social.

Seguridad Social

A pesar de establecerse una nueva normativa en la que se reconocen ciertos derechos para las trabajadoras y obligaciones por parte del contratador, así como la obligatoriedad del contrato y la alta en la seguridad social, aún existen muchas discriminaciones en el sector.

En 2012 fue por primera vez obligatoria la cotización desde la primera hora de trabajo en estos servicios, pero aún así, de casi el 4% de la población que trabaja en el sector, casi el 30% ni siquiera están registrados en la Seguridad Social, sin cotizar después de todas las horas trabajadas.

De hecho, lo más habitual es que a pesar de estar dadas de alta, no estén todas las horas que realmente trabajan. Esto puede verse sobre todo en el caso de las internas, que tienen turnos entre 12 y 16 horas. De esta forma, aunque cobren el salario mínimo se les queda en entre 2 y 3 euros la hora.

Destaca que, a pesar de que en el último año el colectivo a crecido, el número de personas que están dadas de alta ha decrecido. Asimismo, para todos los que sí están registrados en la Seguridad Social, las diferencias respecto a otros sectores siguen siendo muy notables debido a que no figuran en el régimen general sino en uno especial.

Sin derecho a una prestación por despido

Debido a esta diferencia en la tipología del régimen establecido, aquellos que trabajan en este sector, no tienen derecho a una prestación por desempleo independientemente de los años que lleven trabajando. De hecho, es el único colectivo en España que no lo tiene reconocido.

No tiene ningún sentido que una persona que lleva toda su vida trabajando no tenga derecho a paro. Imagina una empleada del hogar que lleva años cuidando de una persona mayor dependiente y fallece, ha estado trabajando todos sus últimos años en el mismo puesto y muy posiblemente de interna. Ahora se encuentra sin prestación por desempleo, sin trabajo e incluso es posible que sin casa ya que suelen residir en la de la persona a la que cuidan.

ley de empleadas del hogar

Los despidos además son mucho más fáciles que en cualquier otro sector. Existe la llamada figura de despido por desistimiento, lo cual lo sitúa nuevamente a en una situación de discriminación. El empleador no tiene que alegar ningún tipo de razón para prescindir de los servicios de la empleada, teniendo además que pagar tan solo 12 días por año trabajado, inferior que en el resto de trabajos.

Visto de esta forma, la regulación de los días de baja tampoco tiene sentido. Es decir, no sirve de nada poder darte de baja debido a una enfermedad o un embarazo si pueden despedirte por ese mismo motivo sin preaviso.

Mientra que en el resto de sectores es obligatoria la readmisión tras un embarazo, aquí tampoco se contempla, aún siendo un trabajo realizado en casi su totalidad por mujeres.

España es el país europeo con mayor número de empleadas en este sector. Además, a pesar de tener un gran potencial tanto económico como social, el trabajo de las tareas domésticas y el cuidado de niños y personas mayores o dependientes sigue siendo uno de los más discriminados debido a la vulnerabilidad jurídica y social que supone no encontrarse dentro del régimen general de la Seguridad Social.

Es necesario buscar la visibilidad y la igualdad en este colectivo y ser conscientes de la gran labor social que realizan además de poner en marcha ciertas medidas para combatirlo. Por ello, desde Aecetia, nos dedicamos a la integración laboral de personas en precaria situación social, buscando estimular los valores del esfuerzo y el mérito en la sociedad.

Nuestra aportación consiste en ofrecer estímulos para la creación de puestos de trabajo. Seleccionamos y formamos a personas que están en desventaja competitiva para conseguir un empleo estable, digno y legal.

Así, ofrecemos servicios de limpieza del hogar y cuidado de personas mayores o dependientes y niños gracias a profesionales cualificados. Una ocupación fundamental para el buen funcionamiento y armonía de las familias.

ley de empleadas del hogar

Ahora ya sabes cual es la situación de la mayoría de las trabajadoras del hogar en España, si tú también reconoces la gran labor social que llevan a cabo y la ayuda que supone en una casa contar con sus servicios para conseguir una conciliación familiar, cuenta con nosotros 😉

 

Azahara Benito Carrillo
About Azahara Benito Carrillo
Especialista en Inbound Marketing y Desarrollo de Marca. Azahara ha desarrollado su carrera entre Reino Unido y España. Apasionada del marketing y la comunicación colabora en el desarrollo de una estrategia de inbound marketing que ayude a la consecución de sus objetivos de Aecetia.

No Comments

Leave a Comment