AecetiaAecetia
wash suit in the washing machine

5 pasos para lavar un traje en la lavadora

No es fácil adaptar tu calendario a las necesidades de tu ropa. Y, encima, si eres de los que utilizan traje a diario debes estar harto de llevarlo a la tintorería. Pues tranquilo, porque hoy te damos los consejos necesarios para lavarlo en tu lavadora y que te quede reluciente.

El traje se ha convertido en una prenda muy casual. Seguro que lo has utilizado varias veces en los últimos meses, ya sea para un evento o simplemente para ir a trabajar. Y lo cierto es que es una de las prendas que más quebraderos de cabeza pueden darte a la hora de limpiarlo.

La opción más socorrida es la de llevarlo a la tintorería con una frecuencia no muy alta, porque es un gasto a tener en cuenta y, además, conlleva una pérdida de tiempo que a nadie gusta. Por eso, hoy te alegrarás de saber que puedes lavar tu traje en la lavadora sin ningún problema, así que prepárate para tomar nota.

  1. Introducir la prenda al revés en la lavadora

En primer lugar, debes dar la vuelta a las piezas de tu traje. Es una norma básica para lavar tu ropa en la lavadora. De esta forma, estarás protegiendo el color de tus prendas y evitarás que se desgasten los tejidos y las costuras.

Es también un aliciente para hacerlo el saber que no tendrás problemas con esas pelusas que se pueden quedar pegadas al revés de tu traje. Así, te asegurarás de que tu ropa salga impoluta y como nueva de tu lavadora.

  1. Elegir un detergente suave

Una vez que tu traje esté dentro de la lavadora, debes saber que no puedes lavarlo de cualquier forma. Es fundamental que elijas un detergente líquido neutro preparado para prendas finas y delicadas. Es decir, uno que sea muy suave y que trate con delicadeza tu traje.

Este es un paso que deberás tener en cuenta, puesto que la elección de un buen detergente que sea líquido y no en polvo hará que puedas lavar tu traje en la lavadora con una calidad perfecta.

  1. Programar un lavado suave sin centrifugado

El punto clave llega con el programa de tu lavadora. Debes saber que tu lavadora puede lavar de muchas formas diferentes. Para cuidar tu traje, elige un ciclo de lavado que sea corto (no más de 30 minutos) y muy suave.

Es muy importante que la temperatura del agua sea fría, ni templada ni mucho menos caliente. Los tejidos de las prendas delicadas son muy susceptibles a las altas temperaturas y una baja hará que se mantengan en perfecto estado. Para evitar movimientos agresivos, no selecciones centrifugado, y así podrás lavar tu traje a la perfección sin que se arrugue ni un milímetro.

lavar traje en la lavadora

Por último, acuérdate de no añadir suavizante al ciclo de lavado. Este puede estropear el tejido de tu traje y no queremos eso. Si sigues estas pautas, en 30 minutos tu traje estará totalmente limpio. Aunque debes tener cuidado. No puedes hacerlo con mucha frecuencia, porque puedes desgastarlo o estropearlo. Una vez al mes será una buena cantidad para tu traje.

  1. Tender tu traje al aire libre y a la sombra

Una vez hayas terminado de lavar el traje en la lavadora, llega el momento del secado. Lo principal es colgarlo en una percha, jamás directamente sobre una cuerda con pinzas. Así te aseguras de que se mantenga la forma de la prenda y de sus costuras. Debes vetar por completo la secadora para el cuidado óptimo de tu traje.

Lo idóneo es que el lavado termine por la noche. De esta forma podrás dejar tendido tu traje al aire libre durante toda la madrugada, porque es indispensable que el sol no incida directamente sobre él. El agua se irá secando con el paso de las horas y tu traje estará lo suficientemente húmedo por la mañana para proceder al último y definitivo paso.

  1. Plancharlo cuidadosamente a baja temperatura

Y este último es quizá el momento más delicado de todo el proceso. Puedes planchar perfectamente tu traje en casa, aunque tienes que hacerlo con mucho cuidado. Una vez hayas conseguido lavarlo en la lavadora, podrás extenderlo sobre tu tabla de planchar. Antes de nada, debes tapar tus prendas con un paño para evitar que se queme.

Es muy importante que estés atento a tu plancha, que tiene que estar completamente limpia. También es interesante que tu plancha tenga función de vapor para soltarlo cada poco sobre la tela. Si no dispones de ella, un vaporizador con agua te bastará, rociándolo sobre el traje para que actúe como protector y alisador de las arrugas. A continuación, comienza a plancharlo con cuidado y con normalidad.

Ya has aprendido a lavar un traje en la lavadora. Con esta pequeña guía puedes evitar la tintorería y tener siempre disponible tu traje sin mayores problemas. Haciéndolo de esta forma te asegurarás de que tus trajes estén impolutos y de que te duren muchos años. ¿Tienes algún truco casero diferente? Compártelo en los comentarios 😉

Azahara Benito Carrillo
About Azahara Benito Carrillo
Especialista en Inbound Marketing y Desarrollo de Marca. Azahara ha desarrollado su carrera entre Reino Unido y España. Apasionada del marketing y la comunicación colabora en el desarrollo de una estrategia de inbound marketing que ayude a la consecución de sus objetivos de Aecetia.

No Comments

Leave a Comment