Cómo limpiar paredes blancas

¿Paredes blancas que ya no lo son tanto? Si crees que las paredes blancas de tu hogar necesitan una capa de pintura, pero no tienes tiempo para ello… ¡Sigue estos consejos para limpiarlas! Quedarán como recién pintadas sin toda la faena que esto conlleva.

Las paredes blancas nunca pasan de moda, y es que, además de combinar perfectamente con todo tipo de decoración, generan sensación de mayor amplitud y luminosidad en las habitaciones.

El único fallo es que son mucho más susceptibles de mancharse y se ensucian con mayor rapidez, ¿verdad? No te preocupes, hoy te explicamos cómo limpiar paredes blancas para que luzcan impecables sin necesidad de volver a pintar.

Tips para limpiar paredes blancas

Antes de comenzar a limpiar las paredes blancas de casa, hay algunos tips que debes saber:

Prepara la habitación para limpiar

Es importante que prepares la habitación antes de ponerte manos a la obra. Retira los muebles y quita todos los elementos de decoración que tengas en las paredes. Además, también es buena idea que cubras los interruptores y enchufes para evitar que se mojen.

Elimina el polvo de las paredes

Para que la limpieza sea más efectiva, asegúrate de quitar todo el polvo de las paredes antes. Envuelve la escoba con un paño y pásalo por toda la superficie. De esta forma, eliminarás toda la suciedad superficial y será más fácil la limpieza.

limpiar paredes blancas

Goma de borrar para manchas difíciles

Para las manchas más pronunciadas, los roces o rayones de los zapatos o las mismas marcas producidas por las huellas de los dedos. Lo mejor es eliminarlas al máximo antes de comenzar la limpieza general.

Para lograrlo, existen los conocidos “borradores mágicos” pero, si no cuentas con uno, puedes utilizar una goma de borrar común de color blanco.

Cómo limpiar paredes blancas con agua y jabón

El mejor truco para limpiar las paredes blancas es hacerlo con agua y jabón. Una técnica sencilla, con productos que tienes en casa y con los que te aseguras de que la pintura no va a verse deteriorada.  

Una vez tienes todo retirado de las paredes y has eliminado el polvo y las manchas más señaladas con la goma de borrar. Es el momento de limpiar por completo las paredes blancas de tu habitación y dejarlas impolutas. 

Para ello puedes utilizar jabón neutro o jabón del lavavajillas, pero, cuanto más claro sea el color del jabón mejor. Tan solo tienes que mezclar una cantidad generosa del producto con agua templada en un barreño o un cubo hasta que se haya disuelto.

Con la mezcla lista y la ayuda de un trapo de microfibra, ve sumergiéndolo y frotando la pared hasta eliminar todos los roces y conseguir el blanco original. En caso de estar muy manchadas las paredes, cambia la mezcla por una nueva cuando se ensucie el agua para evitar extender la suciedad.

Cuando hayas terminado de frotar y eliminar la suciedad de todas las superficies, cambia la mezcla por agua limpia y enjuaga toda la pared para eliminar el jabón. Una vez limpias, es el momento de secarlas con un trapo limpio y seco, un paso fundamental para evitar humedades y la aparición de moho.

tips limpiar paredes blancas

Cómo limpiar paredes blancas con vinagre y bicarbonato de sodio

Si para pintar las paredes utilizaste pintura blanca de aceite, te recomendamos que utilices este truco para limpiarlas. Solo sirve para este tipo de pintura pues es más resistente que el temple, y el vinagre podría comerse la pintura. 

El procedimiento es muy parecido al anterior, pero en vez de agua y jabón tienes que utilizar una mezcla de agua tibia con vinagre y una cucharadita de bicarbonato de sodio. Si no tienes este último en casa, no te preocupes, puedes cambiarlo por detergente en polvo o jabón para el lavavajillas.

Es un truco realmente efectivo y con el que conseguirás dejar las paredes impolutas y eliminar las manchas más difíciles.

Una vez tienes la mezcla preparada y has retirado todos los muebles y elementos decorativos de la pared, coge un paño de microfibra, sumérgelo en el limpiador y comienza  frotar suavemente toda la superficie de la pared. Haciendo especial hincapié en aquellas zonas con manchas difíciles.

Cuando estén completamente limpias, cambia la mezcla por agua y enjuaga las paredes con una esponja o bayeta limpia. Ahora sí, tus paredes vuelven a lucir un blanco nuclear. Es el momento de secar todas las superficies para terminar y evitar humedades.

Hasta aquí, nuestros trucos para limpiar las paredes blancas y que queden como nuevas sin la necesidad de tener que volver a pintarla. ¡Esperamos que te sirvan! No dudes en dejar un comentario conoces más consejos.

Si por el contrario has cambiado de idea y quieres dar un nuevo toque a tu habitación, te recomendamos nuestro post: 5 ideas para pintar las habitaciones de casa. Donde te damos ideas y tips para pintar habitaciones y rediseñar tu hogar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

ÚLTIMOS POST

Abrir chat
Powered by