cómo organizar la nevera

Cómo organizar la nevera en 4 pasos

Seguro que en casa tienes un criterio para ordenar las diferentes habitaciones y muebles, pues cada cosa va en su sitio, ¿cierto? Pero… y el frigorífico, ¿sabes cómo ordenarlo?, ¿sigues un orden lógico a la hora de guardar los alimentos? A continuación, te explicamos cómo organizar tu nevera en 4 pasos para que tu comida se conserve mejor y dure más tiempo.

La limpieza y la organización de la nevera es un factor clave para evitar intoxicaciones alimentarias, así como para conseguir que los productos se conserven mejor y por más tiempo en perfectas condiciones.

Y aunque no lo creas, manteniéndolo bien ordenado evitarás el desperdicio de comida y alargarás la vida útil del electrodoméstico. ¿Vamos a ello?

Paso 1: Limpia bien la nevera

Antes de comenzar a organizar los productos y alimentos de tu nevera, debes asegurarte de que está bien limpia. De hecho, es recomendable limpiarla una vez al mes. En nuestro post 7 pasos para limpiar el congelador, puedes encontrar los pasos específicos para dejar en perfectas condiciones tu congelador. Ahora, nos centraremos en la nevera.

Los materiales que necesitas son un paño de microfibra y un poco de jabón para el lavavajillas o una mezcla de agua y bicarbonato. Este último es perfecto a la hora de limpiar la nevera pues además de abrillantar las paredes del frigorífico también elimina los malos olores.

Para limpiezas más superficiales del día a día, con un paño humedecido en agua con vinagre es suficiente.

Lo primero que debes hacer es desenchufar el electrodoméstico y sacar todos los alimentos. Si tienes bolsas refrigerantes, puedes guardarlos ahí mientras limpias, así se mantendrán frescos. Después, retira los cajones y baldas.

Limpia las baldas y cajones en el fregadero y con el paño de microfibra, limpia bien todo el interior. Una vez termines, asegúrate de secarlo bien para evitar hongos y malos olores y coloca de nuevo los diferentes departamentos.

Paso 2: Cada alimento en su zona de la nevera

Con el frigorífico bien limpio y seco, vuelve a enchufarlo para que comience a enfriar, pues es el momento de volver a colocar los alimentos en el interior. En este paso es muy importante que tengas claro que en cada zona de la nevera deben colocarse unos productos en concreto, pues la temperatura es distinta.

Siguiendo las recomendaciones de la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) debemos guardar los alimentos en función de tres zonas diferenciadas: la superior, la central y la inferior. Además de los cajones y las baldas de la puerta.

Parte superior de la nevera

En las baldas superiores, debes colocar los alimentos ya cocinados, los tuppers con comida del día anterior o los guisos y menús que hayas preparado para comer en los próximos días.

Parte central de la nevera

Esta, es la zona de los lácteos y embutidos. Los yogures, los quesos, la chacina y los huevos. Deben colocarse en la parte central del frigorífico porque no necesitan tanto frío y aquí la temperatura suele rondar los 4 o 5ºC.

Parte inferior de la nevera

Justo encima de los cajones, en la zona inferior de la nevera deben colocarse la carne, el pescado y los productos más perecederos. Esto se debe a que es el punto más frío y donde mejor se conservan. Además, de esta forma evitarás que puedan gotear y manchar otros alimentos.

Cajones y baldas de la puerta de la nevera

Al contrario que con los productos perecederos, el frío puede estropear las frutas y verduras. Por ello, estas deben ir en los cajones de la nevera. Y, para terminar, los alimentos que soportan mejor los cambios de temperatura en la zona de la puerta, que es la menos fría. Como las bebidas, las salsas, mantequillas y mermeladas.

cómo organizar la nevera

Paso 3: Ordena según la fecha de consumo

Una vez tienes distribuidos los alimentos en las diferentes zonas de la nevera, es el momento de ordenarlos según la proximidad de su fecha de caducidad y según tienes pensado consumirlos.

De esta forma, evitarás que se echen a perder muchos alimentos y evitarás que se desordene la nevera cada vez que quieras coger algo, pues estará todo colocado en la parte más próxima a ti. Debes tener esto en cuenta cada vez que coloques los productos después de la compra.

Paso 4: Utiliza organizadores para la nevera

A la hora de almacenar la comida en la nevera, lo mejor es utilizar recipientes cerrados. Una vez abiertos los envases, guarda los alimentos en una fiambrera o recipientes de cristal con tapa hermética.

En su lugar, si no tienes, utiliza film transparente o papel de aluminio para mantener los productos bien cerrados y evitar que se mezclen los olores. Para las frutas y verduras lo mejor es que uses bolsas de papel.

Además, puedes utilizar organizadores para la nevera, pues las bandejas y los accesorios te permiten guardar todo en zonas diferenciadas y permite acceder a los productos con mayor facilidad.

cómo organizar nevera

3 tips imprescindibles para tu nevera

Además de la limpieza y la organización por zonas y caducidad de la nevera y los productos es importante que tengas en cuenta algunos tips más para mantener en perfectas condiciones el estado de tus alimentos.

La temperatura ideal de la nevera

Controla con frecuencia la temperatura del frigorífico. Debe estar siempre entre 0 y 5ºC, y la del congelador a -18ºC.

No guardes alimentos si están calientes

No coloques alimentos cuando están calientes, además de ser malo cambiar de forma tan brusca su temperatura, tu nevera tiene que hacer un mayor trabajo para refrigerarlos. Lo mejor es que si cocinas, dejes que la comida tome temperatura ambiente fuera del frigorífico antes de guardarla.

cómo organizar nevera

Controla la cantidad de comida

No llenes la nevera al máximo, además de que así evitamos un mayor desaprovechamiento de comida, cuando hay demasiados alimentos, estos acaban chocando entre sí.

Hasta aquí, los consejos para que mantengas tu nevera siempre organizada y conserves y aproveches mejor los alimentos que guardas en ella. Sigue estos 4 pasos y verás como acabas ahorrando tiempo y dinero.

Además, si quieres ahorrar a la hora de hacer la compra, lo mejor es que planifiques la comida de toda la semana, pues así sabrás qué vas a necesitar exactamente. Te contamos más trucos en nuestro post: 8 ideas fundamentales sobre cómo ahorrar en casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

ÚLTIMOS POST

Abrir chat
Powered by