como quitar el mal olor de las fundas de almohadas

Cómo quitar el mal olor de las fundas de almohada

No consigues descansar como te gustaría porque la almohada desprende mal olor, y eso, que lavas las sábanas semanalmente y tu almohada tampoco tiene mucho tiempo. ¿Te suena? Si es así, puede que se trate de la funda. Sigue estos consejos para quitar el mal olor de las fundas de almohadas y despreocúpate de los malos olores a la hora de dormir.

Al igual que lavamos y cambiamos una vez por semana las sábanas de nuestra cama, también debemos hacerlo con la funda de nuestra almohada. Esta, está en contacto directo con nuestros fluidos corporales y con los productos que utilizamos en el cabello, el cuerpo y nuestra cara, lo que puede generar manchas y suciedad.

Para evitar que esta suciedad pueda derivar en problemas de salud, alergias e incluso dermatitis, es muy importante que mantengamos correctamente limpias las fundas de la almohada.

Cómo lavar fundas de almohada

Lavar las fundas de almohada es realmente sencillo, como hacer una colada normal. Pues actualmente, la mayoría de ellas son fabricadas para poder lavarlas en la lavadora junto al resto de sábanas.

Revisa la etiqueta con las instrucciones de lavado y utiliza el programa que indique. En caso de no estar seguro, puedes lavarla a mano en agua fría con jabón neutro y un chorreón de vinagre blanco.

Cómo quitar el mal olor de las fundas de almohada

Con bicarbonato sódico

Cuando vayas a lavar la funda de la almohada, si notas que esta ya no huele lo bien que debería, ten en cuenta este truco utilizando bicarbonato de sodio.

Al echar los productos de limpieza en la lavadora, añade en el cajón 45 gramos de bicarbonato – si tu lavadora es de carga frontal – y 90 gramos – si es de carga superior – Lo que corresponde a una o dos cucharadas colmadas de bicarbonato respectivamente.

Con este efectivo truco, conseguirás neutralizar los malos olores. Pero si además añades un cazo de tu suavizante para la ropa o unas gotitas de aceite esencial, será un auténtico placer dormir sobre esa funda de almohada recién lavada.

como quitar el mal olor de las fundas de almohadas

Después, una vez termine el programa de lavado, tienes que tenderla al aire libre al sol hasta que esté completamente seca.

Con Bórax – (Borato de Sodio)

En nuestro post qué es y cómo se utiliza el bórax en la limpieza ya desvelamos los múltiples usos de este producto estrella para la limpieza del hogar. Y entre ellos, se encuentra la eliminación de malos olores. ¡Sí, y también el de las fundas de almohada!

En este caso, puedes eliminar el mal olor de tus fundas de almohada haciendo una mezcla de un litro de agua tibia con un par de cucharadas de Bórax. Viértelo en un pulverizador y aplícalo sobre las fundas. Deja secar y ¡Iisto! 

Tips generales para mantener tu almohada perfecta

Utiliza siempre una funda protectora

Utilizando una funda, consigues que el sudor quede bloqueado y no traspase la almohada al dormir, así como protegerla de manchas indeseadas. Alargando su vida útil y consiguiendo que se conserve en mejor estado por mucho más tiempo.

Sacude y aspira tu almohada

Es importante que al igual que las sábanas, aires tu almohada a diario. Además, cada vez que laves la funda de la almohada o la cambies por una nueva, sacúdela con energía para evitar que se acumule el polvo.

como quitar el mal olor de las fundas de almohadas

Lava la almohada cada 6 meses

Es importante aplicar la técnica correcta a la hora de lavar tu almohada, ya sea a mano o en la lavadora, como explicamos en nuestro post: cómo se lavan las almohadas de plumas. Y también, que lo hagas al menos dos veces al año.

De esta forma evitarás que se acumulen ácaros y suciedad debido al polvo, sudor y los productos del propio cabello.

Seca correctamente tu almohada cada vez que la laves

Una vez hayas lavado tu almohada es muy importante que la seques correctamente para evitar que se quede húmeda por dentro. Lo que puede producir hongos y malos olores.

Elimina los restos de agua de tu almohada recién lavada colocándola entre dos toallas y presionando. De esta forma, reducirás al máximo la humedad antes del secado. Después, puedes terminar de secarla al aire libre o con la secadora.

En caso de hacerlo a máquina, debes evitar los programas con temperatura demasiado elevada y nunca superar los 60º. Y si la dejas secar al aire, debe ser en una superficie plana, ahuecándola de vez en cuando y sin exponerla al sol directamente.

Hasta aquí, hemos visto cómo eliminar los malos olores de la funda de la almohada y cómo conseguir alargar su vida útil y mantenerla como nueva mucho más tiempo.

De esta forma, si llevas un correcto mantenimiento de tu almohada y su funda, aumentarás la calidad de tu descanso. ¡Qué no es ninguna tontería! Ponte manos a la obra, ¡y a dormir como un lirón!

Y recuerda, si necesitas ayuda siempre puedes contar con nuestros servicios de limpieza del hogar, ya sea de forma periódica o puntual. ¡Estamos aquí para ayudarte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

ÚLTIMOS POST

Abrir chat
Powered by