A veces hacer un mal uso del desagüe de forma prolongada puede atascarlo. Cuando no limpiamos bien los pelos después de ducharnos, o usamos el inodoro como papelera, o intentamos colar los restos de comida por el desagüe del fregadero en vez de tirarlos a la basura… vamos poco a poco bloqueando las cañerías. Y es cuando se provoca un atasco.

Para evitar que se atasquen las cañerías hay que cuidarlas evitando estos pequeños gestos que hacemos a diario. Pero si quieres saber cómo desatascar tuberías, a continuación te contamos lo trucos más efectivos.

[lwptoc]

Remedios naturales para desatascar tuberías

A continuación, te presentamos los mejores remedios caseros para desatascar tuberías. Para que, en un primer momento, puedas poner remedio al problema con herramientas que seguro tendrás a tu alcance.

Agua hirviendo y sal marina

Tan fácil como coger un buen puñado de sal gorda o fina (el equivalente a una taza) y echarlo sobre el desagüe que quieras desatascar. Deja resposar unos 5 minutos para que vaya cayendo la sal, y luego vierte tres tazas de agua hirviendo por encima, o incluso más. Esto servirá para quitar el exceso de grasa que haya por dentro de la tubería. Ideal para atascos de leves a medio graves.

Bicarbonato y vinagre

Sigue estos pasos para desatascar tuberías con bicarbonato y vinagre:

  1. Echa una taza de bicarbonato sobre el desagüe y espera 5 minutos.
  2. Vierte dos tazas de agua hirviendo sobre el bicarbonato para hacer una primera limpieza.
  3. Luego espera 5 minutos más y añade otrar dos tazas de bicarbonato y dos de vinagre detrás.
  4. Tapa el desagüe y espera un rato hasta que dejes de oír el burbujeo por dentro de las cañerías.
  5. Acto seguido, vierte una última taza de agua hirviendo y comprueba que ha habido mejora.

Puedes repetir el proceso tantas veces como sea necesario hasta que consigas desatascar la tubería. Ideal para atascos medio graves y graves.

Recomendaciones previas para desatascar tuberías

Otras maneras de cómo desatascar tuberías

Cuando con echar productos no basta (aunque sean químicos), es cuestión de desmontar la tubería para ver cuál es el problema. El único caso que puedes tratar tú mismo sin necesidad de un profesional es el del fregadero. Es el único elemento que tiene el sifón a la vista y te permite limpiarlo. La bañera o ducha es inaccesible, y ya no hablemos del inodoro. Siempre puedes intentar usar un desatascador manual en ambos casos, pero para una inspección profunda de las tuberías es mejor contactar con un profesional.

Cómo limpiar el sifón del fregadero

Cómo desatascar tuberías

Fíjate en la parte del sifón (el tubo que sale del agujero del desagüe y hace una «u» por debajo del fregadero hasta la pared) que hace la curva. Hay un tapón que debes desenroscar. Pon un cubo debajo del fregadero por si acaso, y limpia con un trapo y desengrasante tanto el tapón como el interior del sifón. Esta pequeña limpieza te va a servir para eliminar algún elemento que pueda estar atascando la tubería por esa parte.

Aunque, insistimos, si usando un desatascador no vale (que suele funcionar en la mayor parte de los casos) lo mejor es contactar a un profesional. A veces un atasco local tiene que ver con el entramado de tuberías generales, y eso queda un poco lejos de nuestro margen de acción.

¿Te ha servido este artículo?¿Conoces algún otro truco para desatascar tuberías?

Deja una respuesta