Cómo se lavan las almohadas de plumas

Descansar bien por las noches es una de las claves para afrontar los días llenos de energía y positividad. Y para lograrlo, es importante contar con una almohada que sea cómoda y se adapte a tu postura corporal, como las almohadas de plumas. Si tú también has elegido esta opción, ¡en este post te enseñamos a lavarlas para mantenerlas como el primer día!

Cuando hablamos de dormir bien y descansar, no escatimamos para lograrlo. Por eso, para muchos la mejor opción en cuanto a almohadas se refiere, son las de plumas. Si quieres conservar su suavidad y mantenerlas como el primer día, es importante lavarlas correctamente al menos dos veces al año.

En este post, te enseñamos cómo debes lavar tu almohada de plumas en la lavadora, cómo secarla y algunos tips extra para disfrutar su confort durante muchos años más.

Cómo lavar una almohada de plumas en la lavadora

En primer lugar, debes de saber que para lavar tu almohada de plumas en la lavadora, estas deben ser sintéticas. Por ello, te recomendamos que revises la etiqueta para comprobar que puedes lavarla a máquina.

Una vez has confirmado que puedes seguir estos consejos para lavar tu almohada en la lavadora, quítale la funda y el protector. Después, revisa que no haya ningún agujero que pueda hacer que se estropee durante el lavado. Si encuentras alguno, cóselo bien antes de introducir tu almohada en la máquina.

Una vez tienes las almohadas listas, introdúcelas de dos en dos en la lavadora. De esta forma, el tambor estará más compensado. Utiliza un programa para prendas delicadas y que no supere los 40 grados para cuidar las plumas del interior.

cómo lavar una almohada de plumas

Respecto al detergente, lo mejor es que utilices uno que sea líquido para evitar la acumulación de residuos y facilitar el lavado. Pon aproximadamente la mitad de lo que utilizarías para una colada normal, y no pongas suavizante.

En cuanto al aclarado, te recomendamos hacerlo dos veces o poner un ciclo más largo para asegurar que se enjuagan bien y no queda ningún resto de jabón. Para terminar centrifuga con la velocidad más rápida que tenga tu lavadora. De esta forma eliminarás la mayor cantidad de humedad posible y facilitará el secado.

Cómo secar una almohada de plumas

Una vez que tienes tu almohada de plumas bien limpia, puedes secarla al aire libre o en la secadora. Elijas la opción que elijas, es muy importante que elimines toda la humedad posible con el centrifugado.

Secar almohadas de plumas al aire libre

Si no tienes secadora en casa o prefieres hacerlo como toda la vida, lo primero que tienes que hacer es exprimir la almohada para eliminar los restos de humedad tras el lavado. Para ello, coloca la almohada entre dos toallas y presiona para terminar con los restos de agua.

Después, deja que se seque al aire en una superficie plana, ahuecándola regularmente para que no se apelmacen las plumas y en un lugar donde no le dé el sol directamente.

Secar almohadas de plumas en la secadora

La forma más rápida para secar tu almohada de plumas es en la secadora. Lo primero que debes hacer es eliminar el exceso de humedad de la misma forma que a mano, presionando con toallas.

Después, ya puedes introducir las almohadas en la secadora, pero evita los programas con temperatura muy elevada y nunca superior a 60 grados. Es preferible utilizar un programa suave y repetir el ciclo en caso de ser necesario.

cómo lavar una almohada de plumas en la secadora

Tips para mantener tu almohada de plumas como el primer día

Ahora que ya sabes cómo lavar y secar tu almohada de plumas para que quede en perfectas condiciones, queremos darte unos tips extra con los que conseguirás mantenerlas con la misma suavidad y aspecto que el primer día.

¿Cada cuánto debes lavar la almohada?

Además de saber aplicar la técnica correcta a la hora de lavar tu almohada de plumas, es importante que lo hagas al menos dos veces al año. De esta forma, evitarás que se acumulen ácaros y suciedad debido al polvo, sudor o el propio cabello.

¿Cómo blanquear tu almohada de plumas?

Si con el paso del tiempo tu almohada de plumas ha ido tomando un tono amarillento y quieres que recupere su blancura, bastará con utilizar un blanqueador en el lavado. Este, debe ser sin cloro para no dañar el material.

¿Cómo eliminar malos olores de la almohada?

Cuando vayas a lavar tu almohada, si ves que huele mal o quieres evitar la aparición de malos olores, añade junto al detergente una cucharadita de bicarbonato de sodio. 


Ahora, ya sabes todos los trucos para mantener tu almohada de plumas como el primer día y disfrutar de su suavidad y confort durante mucho más tiempo. ¿Quieres saber cómo conseguirlo también en el colchón? En nuestro post paso a paso: cómo quitar las manchas del colchón, te explicamos cómo deshacerte de las manchas más comunes en estos y algunos tips para mantenerlo limpio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

ÚLTIMOS POST

Abrir chat
Powered by