limpiar freidora

5 Trucos caseros para limpiar tu freidora ¡Dile adiós a la grasa incrustada!

Croquetas, patatas, pescaito frito… son comidas con las que casi siempre acertamos. ¿Pero qué pasa con la freidora? En ella se acumula mucha grasa, lo cual es perjudicial para la calidad de los alimentos y repercute muy negativamente en la vida útil de este pequeño electrodoméstico. A continuación, te enseñamos a limpiar tu freidora con sencillos trucos caseros. ¡No tardarás en dejarla como nueva!

La freidora convencional es un electrodoméstico que en más de una ocasión nos ha salvado de un apuro cuando no teníamos la comida preparada. Además, es fácil de utilizar y nos evita manchar la vitrocerámica. 

Ahora bien, si cuentas con una sabrás que en su interior se acumula mucha grasa. Por este motivo, es muy importante mantenerla limpia con regularidad. A lo largo de este artículo te enseñamos cómo hacerlo de manera económica, sencilla y eficiente. ¡Vamos a ello!

Algunas sugerencias antes de limpiar tu freidora

Los productos caseros pueden darte grandes resultados, pero como siempre decimos, es mejor que pruebes en una zona pequeña de la superficie para comprobar la efectividad de las sustancias previamente preparadas y evitar daños irreversibles.

Te recomendamos leer bien las instrucciones de uso, ya que el método de limpieza puede variar entre marcas y modelos.

Es importante que limpies este electrodoméstico con regularidad y si lo utilizas con frecuencia, es conveniente que cambies el aceite cada dos o tres usos. Igualmente, existen otras señales que pueden indicarte que ha llegado el momento de hacerlo, como son el aceite oscuro o restos de comidas en el fondo.

Finalmente y no menos importante, antes de limpiarla, asegúrate de que está desconectada y de que el aceite está frío para no quemarte.

Cómo limpiar la freidora paso a paso

Una vez explicado estos consejos, a continuación te enseñamos cómo limpiar cada una de las partes de la freidora y los productos que vas a necesitar, aunque seguro que cuentas con la mayoría de ellos en casa. ¡Comenzamos!

Limpia la cubeta de la freidora

Lo primero que debes de hacer para limpiar la cubeta de tu freidora es retirar el aceite usado de su interior. Para que te resulte más fácil, te recomendamos utilizar un embudo y echar el aceite en un tarro de cristal. Así se derramará la menor cantidad posible de aceite.

Una vez que hayas retirado el aceite, si ves que en la cubeta quedan restos de comida o migas, puedes usar papel de cocina para retirarlos de una pasada. Después, con un poco de jabón y la cara suave de una esponja, frota las paredes de la cubeta. 

Posteriormente, aclara la esponja con agua y retira cualquier resto de jabón. Una vez hecho este paso, llénala de agua y conecta la freidora para hacer que el agua hierva en su interior. Para terminar, deja que la freidora se seque y ¡listo, cubeta reluciente!

Hay algunos modelos que cuentan con cubetas desmontables y aptas para ser lavadas en el lavavajillas, en este caso te aconsejamos seguir las instrucciones del fabricante para saber cómo realizarlo correctamente.

como limpiar freidora

Limpia el cesto de la freidora

Para hacer que los restos de comida que suelen quedarse pegados en esta zona de la freidora caigan, además de limpiarlo, lo mejor es introducirlo durante unos diez minutos en una mezcla de agua tibia y jabón para platos. Después, con el estropajo y en el fregadero, podrás limpiarlo de forma habitual mucho más fácilmente.

Es importante que lo dejes secar antes de introducirlo de nuevo en la freidora, y por supuesto, antes de volver a usarlo. En algunos de estos electrodomésticos, los cestos y otras piezas pueden introducirse en el lavavajillas. Si es el caso de tu modelo, aclara el cesto con agua para retirar restos de comida antes de introducirlo para evitar que se atasque.

Debes tener mucho cuidado con los productos que uses para su limpieza y aclarar muy bien las piezas antes de volver a ponerlo en marcha. De lo contrario, podría quedarse su sabor en las piezas y estropear nuestra comida.

Limpia el exterior de la freidora

La suciedad y la grasa también se pueden acumular por fuera, de ahí que tengas que limpiar muy bien su exterior, incluso las asas si las tuviera. Para no estropear la estética del electrodoméstico, es mejor que no utilices productos abrasivos. 

Utiliza un paño húmedo con agua, asegurándote que esté bien escurrido para que no entre agua en su interior, después, seca con un papel absorbente. Recuerda que no puedes conectar la freidora y mucho menos usarla hasta que no estés seguro de que está completamente seca.

como limpiar la rejilla de la freidora

¿Qué te han parecido estos sencillos trucos? Mantener y limpiar este electrodoméstico es fundamental para que nuestro hogar esté libre de gérmenes y bacterias. Ahora que ya sabes cómo limpiarla, todo el proceso te parecerá más sencillo.

Por muy fácil que puedan parecer estas tareas, siempre necesitamos sacar tiempo en la rutina del cual no siempre disponemos. Por eso, en Aecetia ponemos a tu disposición el mejor servicio de limpieza del hogar, para hacer más sencillo tu día a día y que consigas más tiempo para ti y tus seres queridos.

Si deseas saber más sobre nuestros servicios, ponte en contacto con nosotros sin ningún compromiso. ¡Estamos aquí para ayudarte!

Los comentarios están cerrados.

Categorías

ÚLTIMOS POST