como planchar una camisa

Guía práctica para saber cómo planchar una camisa

Como dice la ley de Murphy, siempre que quieras ponerte tu camisa favorita, nunca estará lista. Es posible que solo esté arrugada, pero si no sabes bien cómo plancharla, puede ser un motivo para no ponértela. Con esta guía descubrirás que planchar una camisa no es complicado y sabrás como hacerlo paso a paso y en pocos minutos. ¡Comenzamos!

No hay nada como la sensación de ponerte una camisa limpia y recién planchada, para sentirte preparado y con actitud positiva para afrontar la jornada. 

Pero para poder disfrutar de esa sensación de limpieza y elegancia es necesario que aprendas a plancharlas sin que se queden rayas o marcas. A continuación, te damos las instrucciones necesarias para conseguirlo. Sigue leyendo para descubrir cómo hacerlo.

Consejos prácticos para planchar una camisa fácilmente

Antes de empezar con el planchado es importante que sigas estos tips para hacerlo fácilmente sin que haya ningún problema. 

Asegúrate de que la plancha esté limpia

Lo primero que debes saber para planchar una camisa, es que tienes que hacerlo siempre sobre una tabla o una superficie inmóvil y completamente lisa. Aunque siempre es preferible hacerlo en una tabla de planchar, asegurándote de que esté en buen estado para que la prenda no se quede enganchada o se marque. 

Por otro lado, es muy importante que tu plancha esté en perfectas condiciones antes de utilizarla. La base de la plancha debe de estar completamente limpia y el depósito de agua lleno. Para ello, te aconsejamos leer nuestro post: Cómo limpiar la plancha de la ropa cuando se pega.

De este modo no dañarás la prenda que vayas a planchar y siempre tendrás vapor para aplicar cuando lo necesites. Este gas juega un papel muy importante en el planchado de tus camisas, sobre todo porque es ideal para quitar las arrugas muy marcadas.

Lee la etiqueta del fabricante

Busca el símbolo de la plancha en la etiqueta de la prenda y fíjate si está tachado con uno, dos o tres puntos para ajustar la temperatura al material.

  • Un punto es la temperatura baja, entre 70 y 120ºC, adecuada para materiales sintéticos como acetato, elastano y poliamida.
  • Dos puntos es la temperatura media, entre 100 y 160º para planchar poliéster, cuero, seda o lana.
  • Tres puntos es la temperatura alta, entre 140º y 210º para materiales naturales resistentes como el algodón y el lino.

Tiende bien la camisa para que se arrugue lo menos posible

Una vez lavada, es importante que tiendas bien la camisa para evitar que le salgan arrugas. 

Te aconsejamos que la cuelgues boca abajo con las pinzas a la altura de la costura para que no queden marcas, o en una percha con el primer botón cerrado para que no se deforme.

como se plancha una camisa

Cómo planchar una camisa paso a paso

¡Ahora sí! Procedemos a explicarte cómo planchar una camisa paso a paso.

Cómo planchar los cuellos y puños

Lo primero que tienes que hacer es desabrochar los botones del cuello y planchar primeramente el lado interior y luego el exterior; presionando la plancha de lado a lado hasta que la superficie quede bien estirada. 

Ten mucho cuidado con los botones y no pases la plancha por encima de ellos, ya que podrías estropearlos. Después, sigue con el mismo procedimiento en los puños. Eso sí, otra vez pendiente de no planchar los botones.

Cómo planchar la espalda y las mangas

Para que no queden rayas en las mangas, extiendela sobre la tabla, pasa las manos sobre ellas para estirarlas y desliza la plancha. El recorrido debe ser desde los puños hasta los hombros, sin pasar por los bordes para que no queden marcas.

Después, plancha la espalda de la camisa, aprovechando la forma redondeada de uno de los extremos de la tabla para encajarla. 

Cómo planchar la parte delantera

Por último, plancha las pecheras, es decir, la zona delantera de la camisa y aprovecha de nuevo la forma redondeada de uno de los extremos de la tabla para encajarla. Comprueba las zonas de los ojales o bolsillos, si tiene, para que no queden arrugas.

Puedes planchar del revés esta zona de la camisa para no dañar los botones, o usar un dedal para protegerlos a medida que te acercas a ellos.

¡Y voilá! Ya tienes tu camisa lista para lucirla de nuevo. Antes de colgarla en el armario, espera unos minutos para que no se arrugue. Recuerda que no debes colgar más de una prenda en la misma percha y que debes guardar dos centímetros de espacio entre ellas para que se mantengan impecables.

planchar camisas

Hasta aquí la guía sobre cómo planchar tu camisa y que quede impoluta. ¿Qué te ha parecido? ¿Te resultan útiles estos pasos? Son muy fáciles de seguir y en pocos minutos tendrás tu camisa reluciente y lista para ponértela en cualquier ocasión.

¡Estamos aquí para ayudarte! Por ello, ofrecemos los mejores profesionales del hogar, recomendándote la fórmula que mejor se adapte a tus necesidades.

Ponemos a tu disposición nuestros servicios de limpieza del hogar, para realizar tareas como el planchado, y muchas otras. Con el fin de que solo te preocupes de lo que de verdad importa. 

Si deseas saber más sobre nuestros servicios, ponte en contacto con nosotros sin ningún compromiso.  

Los comentarios están cerrados.

Categorías

ÚLTIMOS POST