¿Has tenido un despiste planchando y te has olvidado la plancha sobre una prenda de ropa? seguramente tu prenda haya quedado insalvable y tu plancha quemada, ¡pero no la des por perdida! Existen diferentes formas para limpiarla y seguir usándola. En este artículo te damos algunos trucos caseros para limpiar una plancha quemada. 

En un escenario menos dramático, el tiempo y el uso de la plancha también van dejando pequeñas quemaduras en la parte de metal de la plancha. En Aecetia tenemos mucha experiencia en estos casos gracias a nuestro servicio de planchado a domicilio, por ello hoy, queremos enseñarte algunas formas de limpiar la plancha con materiales que seguro tienes en casa.

Cómo limpiar una plancha quemada con sal

La primera forma que te proponemos para limpiar tu plancha es utilizar un paño y un puñado de sal gruesa, ambos muy fáciles de conseguir. 

Para limpiarla, coloca el paño en una superficie dura que no se arañe, puedes utilizar la propia tabla de planchar, a continuación coloca la sal en paño. Enciende la plancha y espera a que esté caliente, después, presiona la parte metálica sobre la sal y muévela hacia adelante y atrás.

Con este truco, la sal desincrustará la parte quemada de la plancha. No te preocupes si no tienes a mano sal gorda, también puedes hacerlo con sal fina, aunque puede que el resultado no sea tan bueno.

Cómo limpiar la plancha con una vela

Puede que esta solución te sorprenda, pero la verdad es que las velas son grandes aliadas a la hora de limpiar una plancha quemada. Seguro que en algún cajón de la casa tienes una vela de decoración o por si se va la luz, de cuando no existía la linterna del móvil.

¡Ha llegado el momento de darle uso a esa vela! Con la plancha caliente, pasa la vela por la parte metálica quemada. Verás que se derrite y se crea una capa de cera sobre la plancha. 

Después solo tienes que pasar un trapo limpio para retirar la cera y las zonas negras se irán junto con la cera de vela.

Cómo limpiar la plancha con una vela

Cómo eliminar la parte quemada de la plancha con pasta de dientes

Si no tienes sal gorda ni velas en casa, la pasta de dientes es una apuesta segura. Este es otro de los productos capaces de eliminar las manchas de la plancha. 

Para hacerlo, pon un poco de pasta de dientes sobre la plancha fría y extiendela con un trapo por toda la superficie quemada. Después enciende la plancha y presiona el botón de vapor dos o tres veces. Espera a que se enfríe y retira la pasta con un paño.

¡La mancha habrá desaparecido!

Cómo limpiar la plancha quemada con vinagre

Como ya sabemos, el vinagre tiene multitud de utilidades a la hora de limpiar, de hecho, también lo hemos recomendado en otros artículos para eliminar la cal de la plancha. ¡Esta es otra ocasión en la que el vinagre te puede salvar la vida! 

Para este truco no es necesario que la plancha esté encendida, de hecho, debe estar desconectada y fría para no quemarte en el proceso. 

En un cuenco o recipiente coloca un poco de vinagre y caliéntalo. Después, sumerge un trapo limpio y pásalo por la base quemada de la plancha. Si ves que tras unas cuantas pasadas las manchas no desaparecen, puedes añadir una cucharada de bicarbonato al vinagre y repetir el proceso.

Otros remedios caseros para limpiar tu plancha quemada

Además de estos trucos existen otros otros para limpiar el quemado de la plancha, como por ejemplo utilizar un pulidor de metales, aunque es un método más agresivo que solo puede utilizarse en planchas que no tengan una capa antiadherente, ya que de lo contrario el pulidor podría dañar esta capa.

Otra opción para las planchas que tienen capa antiadherente es utilizar detergente de lavadora, echando unas gotas de detergente en agua y aplicando la mezcla con un paño.

consejos para limpiar una plancha quemada

Consejos generales en la limpieza de la plancha

No olvides que la plancha está caliente

Las ganas de eliminar las manchas negras de la plancha pueden hacer que olvides que estás tratando con un objeto a alta temperatura que puede causar quemaduras.

Para algunas de las soluciones que hemos propuesto en este artículo, la plancha debe estar encendida, por eso te pedimos que tengas mucho cuidado al manipularla, ¡no queremos que te hagas daño!

Mantenimiento de la plancha

Para evitar sorpresas desagradables como manchas en la ropa por quemaduras acumuladas en la plancha, lo mejor es mantenerla siempre limpia. Además, las quemaduras recientes suelen ser más fáciles de eliminar, las que llevan mucho tiempo pueden incrustarse y resultar difíciles de limpiar.

Para llevar un correcto mantenimiento de tu plancha, limpia la base frecuentemente con un paño con agua y jabón suave para retrasar la aparición de manchas y asegurarte de que tu ropa esté a salvo de la suciedad.

Cuando observes que están apareciendo pequeñas quemaduras, puedes utilizar cualquiera de los trucos que te hemos propuesto en este artículo para eliminarlas, intenta no esperar a que la plancha esté completamente manchada, ya que será más difícil y tedioso eliminar lo quemado.

Con esta información ya puedes ponerte manos a la obra, ¡a sacarle brillo a esa plancha! Como ves, no tienes que salir de casa para conseguir los materiales, así que no debe llevarte mucho tiempo. Elige el método que más te guste y disfruta de una plancha como nueva.

Desde Aecetia queremos hacer tu vida más sencilla, ayudándote a conciliar tu vida familiar y que puedas disfrutar de tiempo de calidad con los tuyos. En nuestro servicio de limpieza del hogar puedes contratar horas de plancha, para no tener que preocuparte por nada de esto. 

Nuestros profesionales tienen experiencia y cuidarán tanto de tu casa como de tu ropa. ¿Quieres saber más sobre nuestro servicio de limpieza del hogar y el servicio de plancha a domicilio? Puedes hacerlo aquí