¿Alguna vez has notado que se acumula suciedad alrededor de la puerta de tu lavadora? ¿O quizás has descubierto granos de arena dentro del tambor? La suciedad que se deposita en el interior de este electrodoméstico, puede afectar a su rendimiento y la limpieza de tu ropa. Por ello, te traemos los pasos a seguir para saber cómo limpiar tu lavadora de carga superior. ¡Allá vamos!

Cada carga de ropa sucia deja una pequeña cantidad de tierra, bacterias, residuos de detergente o suavizante. Estos, quedan en la lavadora y crean malos olores, alimentan la posibilidad de que se cree moho y rayas blancas en la ropa oscura y de algunas telas con un aspecto más opaco o gris.

Si bien las lavadoras de carga frontal tienen la reputación de tener acumulaciones que causan olores, las lavadoras de carga superior también desarrollan el mismo problema. A continuación, te damos las instrucciones idóneas para limpiar tu lavadora de carga superior y así alargar su vida útil.

Con qué frecuencia debo limpiar mi lavadora de carga superior

Las lavadoras de carga superior deberían limpiarse a fondo mínimo, dos veces al año. Aunque si esta tiene dispensadores automáticos y los usas para cada carga, debes limpiarlos mensualmente para evitar obstrucciones en la lavadora.

Esto se debe a que los mismos depósitos minerales que se forman en la tina de esta, también pueden obstruir las mangueras de tu electrodoméstico.

Si cuentas con una lavadora de carga superior de alta eficiencia, debes saber que usan mucha menos agua que las máquinas de cargas superior estándar con un agitador central, por lo que deben de limpiarse con más frecuencia; al menos una vez al mes, sobre todo si tu ropa está muy sucia, grasienta o si vives en una zona húmeda donde el moho es un problema. 

Cómo limpiar tu lavadora de carga superior

Vacía la lavadora

El primer paso es asegurarte de que el tambor de la lavadora está completamente vacío de ropa. Los dispensadores también deben de estar vacíos, sin detergente ni suavizantes en los depósitos.

Selecciona la temperatura, la configuración del ciclo de lavado y llena la lavadora de agua

Establece la temperatura del agua en la configuración más alta. Selecciona también la carga y el ciclo de lavado lo más largo posible. Después, deja que el tambor de la lavadora se llene de agua caliente pero pausa el ciclo antes de que comience a girar.

Agrega blanqueador de cloro

Solo tienes que añadir cuatro tazas de blanqueador con cloro en el tambor de la lavadora. Pero, ¡ojo! Si tienes pensado agregar vinagre para limpiarla, no lo agregues con el blanqueador de cloro, ya esta combinación de productos puede ser tóxica, incluso en pequeñas cantidades.

Si eres sensible al olor del cloro, abre las ventanas para asegurar una buena ventilación o enciende, si tienes, el extractor de aire en el área de lavado.

Ejecuta el ciclo de lavado completo

Deja que la lavadora realice su ciclo de lavado completo. Es importante que el blanqueador con cloro se elimine totalmente antes del siguiente paso.

limpiar lavadora de carga superior

Limpia los dispensadores de detergente y suavizante de la lavadora de carga superior

Puede ser que en tu lavadora tengas dispensadores fijos o extraíbles. A continuación, te contamos cómo limpiarlos para las dos opciones.

Si tus dispensadores no se pueden extraer, calienta una taza de vinagre en el microondas. Debe estar muy caliente, pero no necesariamente hirviendo. Vierte el vinagre caliente en ellos y déjalo reposar durante al menos un cuarto de hora para diluir cualquier residuo. 

Por otro lado, si tus dispensadores son extraíbles, se pueden lavar perfectamente en el fregadero, agregando una taza de vinagre blanco caliente y dejándolo en remojo durante quince minutos.Después, usa un cepillo de dientes viejo para eliminar cualquier residuo restante que veas en los dispensadores.

Limpia el exterior de la lavadora

Ahora que el interior de tu lavadora de carga superior está fresco y limpio, toca limpiar el exterior de esta. Mezcla agua tibia y unas gotas de detergente. Sumerge un paño de microfibra en la solución y exprime la mayor parte del agua.

Limpia el polvo, la suciedad y las gotas de productos que puedas encontrar en la parte superior y en los lados de la lavadora. Después, abre la tapa y sumerge un cepillo de dientes viejo en la solución de limpieza expuesta antes, de esta forma llegarás a todos los rincones del electrodoméstico, sobre todo a las esquinas y lugares estrechos de la tapa.

Consejos para alargar la vida útil de la lavadora de carga superior

Por último, queremos darte algunos tips para alargar la vida útil de tu lavadora de carga superior. El primer consejo es que si vives en una zona más húmeda, deja siempre la tapa abierta después de cada lavado para permitir que el tambor se seque, y reducir así el crecimiento de moho y hongos.

Aunque es algo habitual, te recomendamos que no coloques líquidos y productos de lavandería encima de tu lavadora, pues en caso de que estos se derramen, pueden dañarla. Además, te aconsejamos que no utilices productos de limpieza fuertes o abrasivos al limpiar el panel de control, evita el uso de limpieza con lejías en superficies de acero inoxidable. 

Por último, no ejecutes ciclos de autolimpieza mientras tengas la ropa en la lavadora, ya que la ropa podría estropearse.

 Cómo limpiar una lavadora de carga superior

Hasta aquí nuestra guía para mantener tu lavadora de carga superior limpia y al máximo rendimiento. Como habrás podido comprobar, no requiere de mucho tiempo, ni de muchos materiales. ¡Anímate a probarlo!

En Aecetia, sabemos que a veces es imposible llegar a todo, por eso queremos ofrecerte nuestra ayuda en las tareas del hogar. Trabajamos para cuidarte, dándote un servicio de limpieza del hogar de la mano de personal cualificado.¡Contáctanos!