AecetiaAecetia

¡Aprende a lavar tus zapatos de piel en 5 pasos!

Los zapatos de piel son ideales gracias a su versatilidad, por eso no es raro que mucha gente tenga al menos un par en sus armarios. Este tipo de material tiene una gran flexibilidad, por lo que se acomoda muy bien al pie y no hace daño. Además, permite transpirar, lo que hace que sea un zapato ideal tanto para verano como para invierno.

Los zapatos de piel suelen ser muy duraderos gracias al material del que están hechos, por eso es muy necesario saber cómo se deben limpiar para mantenerlos en perfecto estado y que duren lo máximo posible. A continuación, te explicamos cómo es el mantenimiento básico para que la piel mantenga sus propiedades como el día que los compraste.

1. Dale un mantenimiento básico

En primer lugar, debes quitar los cordones de los zapatos, en el caso de que los tenga, así la limpieza será mucho más cómoda y fácil sin nada de por medio que moleste. Lo segundo es pasarle un trapo húmedo o un cepillo de cerdas suaves para quitarle cualquier suciedad superficial como puede ser polvo u otras partículas.

No hace falta que presiones demasiado fuerte y procura limpiar bien entre las costuras para que quede todo limpio. Esto conviene hacerlo de vez en cuando, aunque no vayas a limpiarlos en profundidad.

Cuando esté el zapato bien seco, aplícale cera, crema hidratante o aceite especialmente diseñado para este propósito. Deja que actúe y sea la propia piel la que lo absorba todo. Este proceso suele tardar unas 24 horas, así que deja los zapatos reposar todo lo que necesiten.

2. Límpialo en profundidad

En cuanto a limpiar los zapatos de piel, repite una vez más el proceso de limpiarlo bien de polvo y suciedad superficial, preferiblemente con un cepillo de cerdas suaves. Cuando esté perfectamente limpio, haz una mezcla de agua (unas tres tazas) y un jabón con pH neutro para no perjudicar el material.

3. Lávalo con una mezcla de jabón y agua

Esta mezcla puedes aplicarla fácilmente con un paño, escurriéndolo bien, y pásalo por todo el zapato hasta que quede totalmente limpio. Enjuaga el paño tantas veces como necesites para eliminar toda la suciedad posible. Esta vez, pásale un trapo seco para quitarle cualquier resto de humedad que pueda quedar.

4. Utiliza una crema hidratante

Para completar la limpieza en profundidad, puedes volver a repetir los pasos que comentábamos antes y utilizar una crema hidratante para dejar los zapatos completamente relucientes. Es importante repetir esta hidratación periódicamente para mantenerlos en buenas condiciones.

5. Guárdalos en un lugar seco

También hay otras recomendaciones para el correcto mantenimiento de los zapatos de piel. Por ejemplo, procura guardarlos en sitios secos o junto a materiales que absorban la humedad. En el momento de ponerte los zapatos, utiliza calzador para evitar que se formen arrugas. Las hormas también son una buena forma de evitar las arrugas inevitables del uso.

Los zapatos de piel son una pieza del armario muy preciada y delicada, que necesita de un mantenimiento y cuidado especial, sobre todo a la hora de limpiarlos. Sigue los pasos que acabamos de repasar y te durarán muchos años.

Azahara Benito Carrillo
About Azahara Benito Carrillo
Especialista en Inbound Marketing y Desarrollo de Marca. Azahara ha desarrollado su carrera entre Reino Unido y España. Apasionada del marketing y la comunicación colabora en el desarrollo de una estrategia de inbound marketing que ayude a la consecución de sus objetivos de Aecetia.

No Comments

Leave a Comment