AecetiaAecetia
clean a screen

Cómo limpiar correctamente una pantalla

Las pantallas de ordenador (y también de televisión) son uno de los objetos de casa más delicados para la limpieza. Hay que tener cuidado con qué productos se utilizan y de qué manera se hace. Por eso, en este post os explicamos cómo limpiar correctamente una pantalla, sin estropearla.

El ordenador se ha convertido en una herramienta esencial tanto para el trabajo como para el ocio de la mayoría de personas. Además de poder disfrutar de todas las ventajas que nos aporta, tenemos que tener en cuenta que, como cualquier aparato de la casa, necesita de un mantenimiento y una limpieza periódicos.

La pantalla del ordenador, da igual que sea portátil o de sobremesa, es la parte más delicada, porque el teclado es mucho más fácil de limpiar rápidamente (recuerda que en el teclado se acumula mucha suciedad). Si no se limpia correctamente y con los productos adecuados, puede terminar rompiéndose y no funcionando bien. Si sigues los consejos que te vamos a dar, tendrás tu ordenador como nuevo y sin ningún problema.

Recuerda que estos consejos puedes también utilizarlos para limpiar la televisión o las tablets, ya que en la actualidad todos los monitores están hechos de la misma tecnología (LCD, LED, Plasma o variantes de éstas).

Claves para limpiar una pantalla

En el caso de que únicamente tengas que quitar el polvo de la pantalla, tan sólo necesitas un trapo de microfibra. Es muy importante que sea de este tipo, porque no deja ningún rastro de pelusa ni tejido cuando lo pasas, no como con otras telas, que pueden terminar ensuciando más que limpiando.

A la hora de utilizar un trapo sobre una pantalla de ordenador es muy importante hacerlo muy suavemente, sin presionar demasiado porque es una superficie muy delicada y puede dañarla. La limpieza debe hacerse con movimientos rectos y no circulares, como suele ser habitual en otros casos.

Una vez hayas terminado, probablemente se haya quedado polvo en el borde interior del marco de la pantalla, el lugar más complicado de limpiar. Utiliza un solo dedo envuelto en el paño para eliminar esta parte más difícil de llegar. Si el marco también está sucio, puedes utilizar un producto de limpieza normal, pero siempre con mucho cuidado de no tocar la pantalla con él.

limpiar una pantalla

Si la pantalla tiene más suciedad que no sea únicamente polvo, hay que recurrir a otra solución. Existen productos de limpieza especializados para los ordenadores. Si prefieres métodos más naturales y fáciles, a continuación, te vamos a ofrecer algunos, pero nunca utilices productos de limpieza que tienen otros propósitos (para muebles, por ejemplo).

La solución que vamos a preparar es una mezcla de agua y vinagre. El agua es mejor que sea destilada, para evitar que tenga ningún tipo de sustancia que pueda dañar la pantalla, y el vinagre debe ser blanco, no otros tipos como el de sidra de manzana. El alcohol y productos similares hay que evitarlos para este tipo de limpieza.

Para la aplicación de esta solución, lo mejor es echarla dentro de un bote con pulverizador, como los de los perfumes, y utilizarlo para aplicarlo sobre un paño de microfibras. Nunca se debe aplicar el líquido directamente sobre la pantalla, porque puede que termine penetrando en el interior del ordenador y estropeándolo.

Sólo necesitas humedecer ligeramente el paño y pasarlo por las partes de la pantalla que están más sucias y con las manchas más resistentes. Recuerda que nunca debes apretar demasiado fuerte. Si necesitas hacer algo más de presión, coloca la mano detrás de la pantalla para evitar mancharla de nuevo.

Consejos para el mantenimiento de la pantalla

Recuerda que no es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia, y esto también puede aplicarse con la pantalla del ordenador, por eso te dejamos por aquí algunos consejos para no tener que recurrir a la limpieza tan a menudo.

Nunca toques la pantalla con los dedos, porque se quedará la marca de tu huella, especialmente si los tienes sucios (mucho peor si los tienes llenos de grasa), así que, si quieres retirar algo que se haya quedado pegado, utiliza un paño con cuidado y sin realizar presión sobre la pantalla.

El lugar donde se encuentra el ordenador también influye en su mantenimiento y puede llegar a pasarle factura. Por eso es recomendable mantenerlo lejos de habitaciones con ambientes húmedos (como el baño) y que tampoco le dé constantemente la luz directa del sol. Si no vas a utilizarlo durante un periodo largo de tiempo, lo mejor es cubrirlo con una tela para evitar que se llene de polvo.

Azahara Benito Carrillo
About Azahara Benito Carrillo
Especialista en Inbound Marketing y Desarrollo de Marca. Azahara ha desarrollado su carrera entre Reino Unido y España. Apasionada del marketing y la comunicación colabora en el desarrollo de una estrategia de inbound marketing que ayude a la consecución de sus objetivos de Aecetia.

No Comments

Leave a Comment